Legado Romano

Un gran atractivo de la zona es descubrir el trazado de una antigua vía romana que recorría la comarca de norte a sur: la ruta del Cristal de Hispania o “lapis specularis”, y que comunicaba el interior de la Meseta con las zonas de levante.

Esta ruta surgió en torno a la extracción del “espejuelo” −denominado así por los habitantes de la zona−. Se trata de un mineral de yeso cristalizado que se extraía en época romana de los complejos mineros situados alrededor de las dos ciudades romanas de Segóbriga y Ercávica. El mineral se transportaba a través de las calzadas hacia las ciudades de la costa mediterránea y desde allí era embarcado hacia las principales ciudades del imperio romano en Italia, Norte de África e incluso Turquía, donde lo utilizaban como cerramiento de vanos y ventanas, además de como elemento decorativo. Algunas de estas minas, como la Cueva del Sanabrio, en Saceda del Río –pedanía de Huete− se encuentran abiertas al público. Recomendamos a los visitantes de Huete que quieran tener una interesante experiencia ecoturística visitar la mina del Sanabrio acompañados por un guía de la oficina de turismo de Huete.

La antigua ciudad romana de Segóbriga se encuentra a tan solo 30 km. de distancia de Huete, cerca de Saelices. Era un importante enclave por ser una zona de intersección de las vías procedentes del oeste de la península, desde Mérida y Toledo; hacia el levante español, Valencia y Cartagena. La ciudad creció gracias a la explotación minera del yeso cristalizado y en época del emperador Augusto alcanzó el nombramiento de municipio o población de ciudadanos romanos, cuando se realizaron numerosas construcciones monumentales. Destacan el foro, el teatro, el anfiteatro, las termas y el aula basilical.

Cerca de la cabecera del embalse, en el término municipal de Cañaveruelas, se encuentran las ruinas de la ciudad hispanorromana de Ercávica, con importantes vestigios del trazado, las domus y los edificios públicos, como las termas; que destacan por su singularidad.

En Córcoles, a 10 min. de Sacedón, encontramos El Monasterio de Monsalud, declarado bien de interés cultural. Se trata de un bello ejemplo de la Orden del Císter en la península ibérica. En el Monasterio de Monsalud se encuentra la exposición “Brujas de la Alcarria”, donde se pueden experimentar mediante realidad virtual vivencias como un vuelo en escoba o la sensación de ser quemada en la hoguera.